LIC. GERARDO GÓMEZ
PSICÓLOGO UBA

HIPÓLITO YRIGOYEN 3375
ALMAGRO – CABA
 15-6510-9223   
 11-6510-9223 |Enviar
 

Duelos



El duelo es un proceso psicológico que es consecuencia de una situación de pérdida, ya sea de una persona o de algo altamente significativo (un trabajo, una posición social, un ideal). En todos los casos lo perdido cumplía, tenía una función importante en la vida y en la identidad del doliente. Es diferente para cada uno y en el transcurrir de dicho proceso se pueden sufrir diferentes síntomas emocionales y físicos como: ansiedad, miedo, culpa, confusión, negación, depresión, tristeza, shock emocional, etc.

La experiencia emocional de enfrentarse a la pérdida es lo que llamamos elaboración del duelo, el cual nos conduce a la necesidad de adaptación a una nueva situación. El duelo se trata de una herida y, por tanto, requiere de un tiempo para su cicatrización. En general se distinguen varias fases, escalones que hay que superar, aunque ello no significa que en todos los casos aparezcan todos.

Es normal que en las distintas fases haya un estado de cierto “desinterés” por las cosas del mundo, lo que llamamos estado de introversión, consecuencia del necesario acopio de energía psíquica al servicio de tramitar la pérdida y acomodarse a la nueva situación.

Es esperable que, pasado el tiempo, la persona que experimento la pérdida vaya poco a poco retomando su vida dentro del nuevo contexto y que la intensidad del afecto doliente vaya disminuyendo, lo cual no implica “olvidar” lo perdido sino incluirlo de una manera menos dolorosa.

Ahora bien, no siempre es posible llevar adelante el proceso de duelo sin dificultades que obstaculicen de manera importante su devenir. Surgen atascos de diverso orden, ya sea por el lugar altamente significativo que ocupaba lo perdido y/o por el momento de la vida en que el doliente sufre la pérdida. Es por ello que un trabajo terapéutico apuntará a trabajar sobre los motivos particulares que dificultan el proceso para permitir así el paulatino avance del mismo.